Hace tiempo que quiero escribir unas líneas para acercar más mi profesión a todas las personas, especialmente a mis compañeros coach certificados, que están empezando a escuchar a hablar cada vez más y más de “agile”, y sin embargo no tienen ninguna referencia fiable donde agarrarse. 

La complejidad de nuestro mundo, el propio mundo VUCA, y la cantidad de información de baja calidad complica aún más la comprensión de la agilidad. Igual que pasa en el mundo del coaching profesional donde hay mucho intrusismo y humo, nuestro mundo de transformación empresarial rebosa de prácticas inadecuadas que muchas veces conducen al fracaso y al mal entendimiento de lo que realmente es la agilidad. Mi intención con estas palabras es solo empezar a dar unas pinceladas para arrojar un poquito más de luz…

agilidad en un Mundo VUCA

¿Qué es la agilidad?

Lo primero que hay que aclarar es que la agilidad no es una metodología, aunque el término “metodologías ágiles” esté muy extendido. La agilidad es un “mindset”, es decir, una manera de pensar que conlleva una manera de trabajar diferente. La TCC (terapia cognitivo conductual) Nos simplifica la conducta humana: Pensamientos llevan a sentimientos y sentimientos llevan a comportamientos y consecuentemente a resultados. Por lo tanto podemos decir que la “agilidad” es la manera de trabajar diferente en equipos u organizaciones, consecuencia de pensar de un modo diferente: los principios y valores ágiles del manifiesto agile (2001).

Principios y valores de la agilidad, los 4 Valores Agile

¿Cómo ha evolucionado en el tiempo?

No pienso dedicar mucho tiempo a la historia de la agilidad… sin embargo si es importante conocer que la agilidad nace con el mundo del desarrollo de software. La preocupación por hacer del desarrollo de SW un éxito llevó a buscar las mejores prácticas de trabajo par eficientar el trabajo y buscar proyectos más rentables. Incluso podemos remontarnos antes de los orígenes de la agilidad como tal a otras influencias de otros mundos, como Lean, o Kanban. Puedes conocer rápidamente la historia de la agilidad aquí:

Sin embargo no es tan importante como nació, si no como hemos llegado hasta la situación actual en los años más recientes.

La dedicación de profesionales de la agilidad, sus claros beneficios y resultados llegaron a hacer que se empezaran a aplicar los mismos principios de la agilidad a otros sectores no relacionados con la tecnología o el software. Extrapolando los mismos principios y valores ágiles a estos entornos de trabajo ha hecho que la agilidad a día de hoy se aplique en equipos y organizaciones de todo tipo.

La agilidad más moderna está poniendo a prueba otros factores que se salen de la concepción inicial: valores y creencias de los equipos, la gestión emocional de los sistemas, la organización global del trabajo, priorización de prioridades de compañia (gestión de portfolio), evolución de la cultura y el liderazgo y un largo etc que ha hecho de la agilidad un concepto más amplio del original tomando prestadas y a su vez aportando muchos conocimientos, herramientas y prácticas de otras disciplinas.

Ya no es tan importante que fue antes, si el huevo o la gallina… si no qué podemos llegar a conseguir creando organizaciones ágiles. Podríamos decir que por agilidad a día de hoy entendemos la agilidad empresarial u organizacional.

¿Qué es un Agile Coach?

No es como puede parecer un Coach con conocimiento de metodologías, principios y valores ágiles… la figura del Coach tradicional como acompañante del equipo desde las 11 competencias de la ICF sufre una evolución en el momento que los profesionales a los que llamaré a partir de ahora Agile Coach también son responsables de los resultados de los equipos

Pensad en un Agile Coach como en un entrenador de élite que proporciona un entrenamiento integral a un atleta de los juegos olímpicos. La exigencia en resultados es máximo, y el entrenamiento tiene que estar a la altura. El Agile Coach ya no hace sólo coaching, si no que además también le reta y le enseña cómo debe entrenar, cuidarse y cómo puede mejorar mediante una rutina de trabajo diferente. Puede que en este punto a alguno os chirríe y penséis “¿Cómo vas a hacer coaching si eres coach y parte?. No es posible!”

Bueno, la verdad es que sí es posible, y es muy potente. El secreto radica en entender que el Coaching desaparece en esta profesión como proceso (que no significa que no se puedan hacer procesos aunque no es lo habitual) y queda como una herramienta más en la maleta del Agile Coach, donde sus competencias y habilidades en la práctica del coaching suponen un referencia diferenciadora en el trabajo con las personas, equipos y organizaciones.

Supone exaltar las competencias del Coaching en el trabajo diario, de manera continua sin necesariamente estar haciendo Coaching…

Es por ello que el Agile Coach a su vez, tiene varios “gorros” o roles. He insistido mucho en que ser Agile Coach es una profesión, no un rol organizativo, y dentro de tu puesto organizativo tienes varios roles donde el de “Coach” es sólo uno de ellos… y ya adelanto que para mí, de todas las habilidades del Agile Coach precisamente la más difícil es el cambio de “gorro”.

Gorros del Agile Coach

Ahora párate a pensar… imagina el conocimiento, pericia y consciencia que hay que tener para poder decidir correctamente en cada momento, si el equipo al que estás ayudando necesita de un profesor que les enseñe, de un mentor que les acompañe mientras les transmite su experiencia o de un coach que les rete, llevándoles a un nuevo estado de consciencia desde el que se pueda generar el compromiso, responsabilidad y acción necesarios para que exista un aprendizaje de 3er orden 

Resumiendo…

El Agile Coach está para ayudar a las personas, equipos y organizaciones a conseguir sus objetivos. La agilidad es un medio, no un fin.

El Agile Coach se parece más a la figura del Líder Coach que hemos visto en el Coaching puro, al líder servicial que ayuda a su equipo, solo que esta vez no tenemos un equipo con autoridad y posición jerárquica. No tenemos equipos a nivel organizativo, acompañamos a varios equipos a la vez buscando su mejora desde la voluntad de su mejora y aprendizaje buscando lo mejor para el negocio, cuidando la salud de los equipos y todo a través de una visión sistémica. Casi nada…

Lider Coach como ejemplo de Agile Coach

¿Por qué las empresas cada vez demandan más Agile Coaches?

La agilidad, bien implementada funciona, y funciona muy bien. Imaginad si además de poder llevarles a la organización a una cultura de mejora continua (“Kaizen”), pudieramos fomentar de manera continua su crecimiento desde talleres de comunicación, feedback o gestión de conflictos hasta aspectos más técnicos de organización del trabajo, eficiencia de recursos, flujos de trabajo, técnicas de priorización o facilitación de sesiones de estrategia.

Nuestra labor es trabajar todos los niveles de un equipo: su visión y misión, sus valores, sus creencias, sus capacidades, sus comportamientos, su entorno y su resultado. Y más allá de ellos como todo el conjunto que representa al equipo afecta a todo el sistema.

niveles neurologicos como base del cambio de la agilidad

Tratamos de evolucionar con lo mejor de otros mundos, por ejemplo la mejora de procesos Lean, lo mejor del mundo del Coaching más muchas técnicas y herramientas creadas en este propio mundo… ¿El resultado?

Un líder de equipos no jerárquico que ayuda a mejorar a las personas, a los equipos y a las organizaciones…

Por eso la dificultad de esta profesión es la cantidad de habilidades, conocimientos, técnicas y herramientas que hay que aprender y dominar de diferentes disciplinas además de la habilidad de conectar unas con otras y de tener la creatividad para poder adaptarte, inventar, improvisar y sobre todo la consciencia para encontrar el equilibrio adecuado.

Sin embargo a menudo las implementaciones que estamos acostumbrados a ver suelen ser lo peor de una marabunta de disciplinas mal entendidas y mal aplicadas… Si hemos escuchado muchas veces… “No lo hagan en sus casas…”  bueno pues… “No lo hagan en sus organizaciones…” si de verdad no cuentas con el apoyo real de la dirección, el presupuesto y el apoyo profesional real para poder llevarlo a cabo. De ahí que la experiencia y el acompañamiento desde la verdadera esencia de una transformación integral sea tan importante.

Históricamente la agilidad empresarial ha fallado en empresas de gran tamaño por la falta de consciencia y visión sistémica, no por la metodología, y del mismo modo, el coaching empresarial se está viendo relegado a una 2da dimensión por la falta de resultados sostenidos en el tiempo.

Agilidad como equilibrio en el resultado de los equipos

¿El auge de la agilidad me afectará a mi como Coach Empresarial / De equipos?

A día de hoy no diría que el mercado haya cambiado lo suficiente como para afirmar tajantemente que sea así. Y sin embargo vaticino que así será.

El Agile Coach es una profesión muy bien pagada, que tiene mucho impacto sobre el negocio de las organizaciones y además requiere de un nivel de conocimiento y experiencia que no es fácil de alcanzar. Los resultados son muy tangibles, y además están en la organización resolviendo todo tipo de problemas e impedimentos durante todo el día.

Ahora imaginad que fuerais el empresario…Si tengo en mi organización personas con todo un abanico de posibilidades que cubren las competencias de un Coach Profesional y además son capaces de cubrir aspectos puramente técnicos e incluso a largo plazo me salen más baratos… ¿Cómo no lo voy a contratar?

Creo que poco a poco los servicios de Coaches Profesionales en empresas irán disminuyendo, salvo quizás por dos puntos muy concretos:

  • Los comités directivos de grandes empresas querrán seguir contando con un coach externo que no esté sometido a la influencia interna por temas de confidencialidady neutralidad.
  • Las pequeñas pymes no podrán permitirse tener en nómina a un agile coach, por lo que intervenciones puntuales para un pequeño proceso seguirán teniendo sentido.

Lo que es indudable es que el Coaching Empresarial / Organizacional está cambiando y no podemos saber que pasará con su propia evolución.

La mayoría de los Coach profesionales no dedican el 100% de su actividad al Coaching. Ofrecen también mentorización, formación sobre habilidades, liderazgo etc… Un Agile Coach hace lo mismo con un abanico aún más grande, además de las “softskills”, también trabaja habilidades técnicas o relacionadas con el desarrollo digital o metodológico y aporta un pequeño toque de orientación a los resultados de los equipos.

A continuación puedes ver uno de los Frameworks más extendidos para focalizar el desarrollo de la profesión como AgileCoach y que nosotros hemos tomado como referencia para el desarrollo de nuestros alumnos:

Framework de desarrollo de competencias del Agile Coach

¿Cómo encaja que yo Coach quiera empezar en este mundo?¿Cómo lo hago?

Pues sinceramente de maravilla. He conocido a muchos compañeros de profesión, y mi balance a riesgo de que alguien se moleste es el siguiente:

  • Personas que vienen del mundo agile y no han estudiado coaching: desarrollan grandes habilidades interpersonales (la agilidad como principios las tiene muy encuenta) y otras más técnicas y metodológicas… sin embargo acaban teniendo una carencia de algunos aspectos relacionados con competencias básicas del coach. Para mí tiene que ver mucho con la consciencia y el conocimiento de lo que implica realmente el cambio en las personas.
  • Profesionales del desarrollo personal (Psicólogos, Coaches…): Su carencia de la parte más técnica a pesar de suponerse personas más “conscientes” acaba por hacer que tengan un sesgo cognitivo muy importante en el trabajo con los equipos. Pensad que aquí, insisto, si tenemos responsabilidad sobre resultados, aunque sea indirecta…

Pensad que nosotros estamos para ayudarles, de la manera que mejor podamos, pero siempre pensando en resultados y en cuidarles a ellos y en su crecimiento. Tenemos que pensar que hay otros a los que ayudar, por lo que el equilibrio en la ayuda es una parte muy importante de nuestra actividad. La falta de conocimiento y experiencia técnica en desarrollo de software, productos o negocio puede ser un handicap tan importante como el conocimiento sobre el funcionamoento humano.

Conclusiones sobre la agilidad y el perfil de un Agile Coach

Esta es mi visión acorde a lo que he aprendido y he vivido… no es una realidad absoluta. Sin embargo creo que un buen Agile Coach tiene que tener un equilibrio perfectamente orquestado entre los dos mundos. Sea cual sea tu origen puedes ser Agile Coach con la formación y mentorización adecuadas. Mi consejo es equilíbrate un 50 / 50.

Equilibrio de Competencias del Agile Coach

Durante mucho tiempo le dí vueltas a esa sensación interna, de querer ayudar también en su crecimiento a otros Agile Coach, y de ver como los que venían de uno u otro lado insistían en que sus orígenes eran mejores para abordar una transformación agile. Los extremos nunca han sido buenos, y en este caso con el impacto que tiene lo que hacemos tanto en el ámbito personal como profesional de las personas y equipos y sobre el negocio no es un tema baladí para no tenerlo en cuenta.

Desde ahí me propuse retar el tipo de liderazgo que como Agile Coach ejercemos en las organizaciones, y junto a mis compañeros de Thinking With You decidimos crear una escuela que nos ayudara a formar y acompañar a las personas que quieran como nosotros ejercer un liderazgo de servicio desde el equilibrio y la consciencia del cambio organizacional. Así nació Liderazgo Organizacional.

Somos una escuela orientada a forjar a los líderes que queremos que las organizaciones tengan en el futuro. Nuestra folosofía parte de ese equilibrio entre Agilidad y Coaching. Estamos formando y acompañando a las personas, da igual de donde vengan, para que puedan liberar a su mejor versión como líder.

Si quieres ser Agile Coach, Líder Coach, o liderar el cambio te invito a conocer nuestra escuela, y si no podemos ayudarte con los programas que tenemos seguro que podremos acompañarte y asesorarte en esta nueva aventura de otro modo.

Liderazgo Organizacional escuela de agilidad y agile coach

Gracias compañero, seas Coach o no, que te has interesado por nuestra profesión. Y tu, ¿Quieres realmente tener impacto en el desarrollo y transformación de las organizaciones? ¿Que más te gustaría conocer sobre la agilidad o nuestra profesión? Déjame tus comentarios para que pueda ayudarte e inspirarme en mis próximos artículos…

logo FranciscoCarcamo Agile Coach y Profesional Coach